Archivo de la etiqueta: Fotoluminiscente

CÁPSULA 2 – MARCADORES DE PELIGRO

Marcadores Prevención de golpes por obstáculos, objetos baja altura o desniveles.

Marcadores de elementos de riesgo en materiales reflectantes, fotoluminiscentes y/o fluorescentes.

Mejoran la visibilidad de elementos que puedan entrañar un peligro como puede ser el caso de zanjas, objetos a baja altura, cantos, tuberías, etc.

Incluso pueden actuar de ayuda facilitando la evacuación como elemento de apoyo a la señalización de evacuación, como marcadores de riesgos en la evacuación.PROTECTOR DE ESQUINAS REFLECTANTE A MEDIDA

Desde bandas adhesivas reflectantes, fotoluminiscentes o fluorescentes, también con franjas rojas y blancas, o amarillas y negras, o sin franjas. Hasta elementos más complejos. 

Esquineros de caucho reflectantes, ojos de gato,  captafaros, perfiles para bordes de peldaño, o elementos a medida en materiales rígidos y flexibles.

Marcadores para columnas de estanterías o pilares, contenedores de materiales o los propios materiales en si. Sería recomendable marcar todo lo que pueda suponer un obstáculos o riesgo tanto en situaciones de luminosidad normal como en caso de ausencia repentina de luz.MARCADORES FOTOLUMINISCENTES DE RIESGOS

Muchas de estas soluciones son de aplicación  sencilla y además ofrecen unos resultados muy positivos. 

RIESGO DE CAÍDA DE PERSONAS AL MISMO NIVEL. CAÍDA DE PERSONAS A DISTINTO NIVEL. RIESGO DE CHOQUES / GOLPES CONTRA OBJETOS MÓVILES O INMÓVILES

 

Más información sobre estos  y  otros elementos que contribuyen a la prevención de accidentes:

CÁPSULA 1 – PREVENCIÓN RIESGO DE CAÍDAS Y RESBALONES

info@abandoseguridad.com

 

¿Están sus planos de evacuación y señales adaptadas a las normativas actuales?

Planos de evacuación fotoluminiscente y señalización fotoluminiscente. Adaptados a las normativas actuales UNE 23032:2015, ISO 7010:2012, UNE 23035:2003, CTE,… 

Los planos de evacuación fotoluminiscente forman parte de la señalización para evacuación. Y por lo tanto deben de cumplir lo indicado en la reglamentación vigente, que establece:

“Las señales deben ser visibles incluso en caso de fallo en el suministro al alumbrado normal …”

Planos de evacuacuón fotoluminiscente

Fabricamos sus señales y planos Fotoluminiscentes tanto en Fotoluminiscente Clase A como en Clase B. 

Además también podemos ofrecerles elementos decorativos como marcos a pared metálicos, magnéticos, ….

¡Adapta tu señalización a las nuevas normativas!

Pictogramas Planos de Evacuación.

 

Barra luminiscente para emergencias

Barra luminiscente para señalizar en caso de emergencias

Barra química luminiscente

Su uso en situaciones de emergencia y rescate no es tan conocido. Siendo la fuente de luz más segura para señalizar inmediatamente después de una catástrofe natural.

No precisa ningún tipo de energía adicional para funcionar. No crea riesgo de fuego o explosión, y es resistente al agua.

En forma de tubo de plástico. Contiene en su interior dos sustancias aisladas, que cuando se combinan a través de una reacción química inducida por la quimioluminiscencia. Producen y desprenden luz, pero no calor.

Tan solo hay que doblar el tubo y agitarlo para que las dos sustancias entren en contacto y se produzca la reacción. 

Diferentes duraciones e intensidades y colores, dependiendo del uso previsto.

Este y otros elementos de señalización para emergencias: https://www.abandoseguridad.com/ingenieria-de-seguridad/

Barra química luminiscente – Un método seguro para señalizar e iluminar en situaciones de emergencia.

Barra química luminiscente.
Barra química luminiscenteLa quimioluminiscencia es la propiedad de algunas sustancias químicas para emitir luz. Estas sustancias son, por ejemplo, las que se emplean en los relojes que brillan en la oscuridad, o las que de forma natural tienen algunos animales, como las luciérnagas. Denominada en los organismos vivos como bioluminiscencia. También tienen su aplicación en la medicina.

Su uso en situaciones de emergencia y rescate no es tan conocido. Siendo la fuente de luz más segura para señalizar inmediatamente después de una catástrofe natural. Esto es porque no precisa ningún tipo de energía adicional para funcionar. No crea riesgo de fuego o explosión, y es resistente al agua.

 

Su orígen parece que se remonta a los años sesenta, cuando el ejercito de Estados Unidos lo empleaba en sustitución de las bengalas en las operaciones de asalto, evitando así el riesgo de incendio que estas tenían.

 

Hoy día, su uso se ha extendido a la gestión de situaciones de emergencia o rescate, a la medicina, e incluso al mundo del ocio.

 

En forma de tubo de plástico, contiene en su interior dos sustancias químicas aisladas. Cuando se combinan estas sustancias a través de una reacción química inducida por la quimioluminiscencia, producen y desprenden luz, pero no calor.
Tan solo hay que doblar el tubo. Y agitarlo para que las dos sustancias entren en contacto y se produzca la reacción.